• David Villaraco

LA REGLA DE LOS 3 ENCUENTROS

Updated: May 22


Vivimos en una era de gratificación instantánea: si algo o alguien no nos involucra de inmediato online, podemos pasar al siguiente de inmediato. Siempre estamos en busca de aquello que satisfaga exactamente nuestra personalidad, intereses y expectativas, y creemos que lo sabremos cuando lo veamos. Y, de hecho, a veces experimentamos estas conexiones instantáneas con películas o productos de consumo.


Desafortunadamente, a menudo subconscientemente llevamos esta mentalidad de consumidor a formar relaciones con otros, y no funciona tan bien con las personas. nop, ademas si le haces "swipe left" en la cara a alguien, le va a sentar mal, ya te lo digo yo.

A veces conectas con alguien de inmediato, pero con frecuencia las cosas pueden ser un poco difíciles cuando te encuentras con alguien, y es posible confundir esta incomodidad con una falta de compatibilidad. Las personas son cautelosas y, por lo general, terribles en conversaciones pequeñas. Y esto puede ocultar una posible conexión entre ellas. A menudo se requieren varios encuentros, así como un cambio en las circunstancias en las que interactúas, para que surjan puntos en común, conexiones y conversaciones más profundas.

Alguna pensara que escribo esto para que no nos lo pongáis tan difícil en las discotecas, nada que ver.

Por ejemplo, puedes tener interacciones pasajeras con un compañero de trabajo día tras día durante meses sin pensar: "Esta persona podría convertirse en un buen amigo". Entonces, un día, se les pide que hagan algo juntos en el trabajo, y tropiezan con un tema de conversación en el que ambos tengan mucho que decir, descubren que comparten un pasatiempo común y terminen haciendo planes para reunirse fuera del trabajo para continuar la charla. Una gran amistad se construye lentamente a partir de ahí.

En la Cienciología me enseñaron una relación directa entre ¡waaaaaait what¡ ¿Villaraco eres Cienciólogo? no, soy Capricornio, del 9 de enero, y curioso, muy curioso. Si, una vez hice un seminario en Los Ángeles con la cienciología y aprendí que eran y por que no iba a pertenecer a ellos, pero tambien aprendi que no eran. El caso que la relacion era esta,


Si mejoras cualquiera de estas circunstancias con una persona las otras tres automaticamente mejoran tambien, si yo mantengo una comunicación con una persona, encontraré algo en común que mejorara mi afinidad con ella y por lo tanto la realidad de ese momento.


He visto este fenómeno de hacer amigos varias veces en mi propia vida, y de estas experiencias he formulado lo que llamo la "Regla de los 3 encuentros". Descubrí que se necesitan en promedio alrededor de 3 encuentros, y con eso me refiero a interacciones intencionales, para ver realmente si existe la posibilidad de una relación con alguien.

La regla se refiere tanto al ámbito de la amistad como al romance. De hecho, puede ser aún más importante recordar cuando se trata de citas en el mundo moderno.


La regla de los 3 encuentros y las citas en la era de Tinder

En Romance moderno , el comediante convertido en investigador de cortejo Aziz Ansari aboga por aumentar la calidad de sus citas; pero también argumenta por aumentar su cantidad también.


Como soltero en la ciudad de Nueva York, observó que él y sus amigos "tuvieron muchas primeras citas pero no tantas terceras":

“Elegimos constantemente conocer a tantas personas como sea posible en lugar de invertir en una relación. Aparentemente, el objetivo era conocer a alguien que nos volará la cabeza, pero no parecía estar sucediendo. Me sentí como si nunca fuera a encontrar a la persona que realmente me guste“.

El Amigo Aziz estaba frustrado por estos resultados y no estaba seguro de lo que estaba haciendo mal: ¿era él, las personas a las que preguntaba o su estrategia de citas en general?

Aziz decidió probar un experimento en el que, en lugar de tomar a varias mujeres diferentes en varias primeras citas, tendría varias citas con una misma mujer.

Con la estrategia anterior de Aziz, si una cita solo hubiera sido un 6 en general, no volvería a invitar a esa mujer a salir, y en su lugar comenzaría a enviar mensajes de texto a otras chicas que esperaba le dieran 8 o 9 como resultado (he de decir que aunque suene feo esto de poner número a las relaciones o a las experiencias con una persona, lo hacemos todos y todas). Ahora, sí al menos una primera cita había sido decente, pedía una segunda. Los resultados de su experimento resultaron ser bastante amables:

“Lo que encontré es que una primera cita que era un seis generalmente era un ocho en la segunda cita. Conocía mejor a la persona y seguimos construyendo una buena relación juntos. Descubrí cosas sobre ellas que inicialmente no eran aparentes. Desarrollamos más bromas internas y generalmente nos llevamos mejor, porque estábamos familiarizados. Salir casualmente con muchas personas rara vez le había llevado a este tipo de descubrimiento. En el pasado, probablemente había estado eliminando a personas que podrían haber proporcionado relaciones fructíferas, a corto o largo plazo, si les hubiera dado más oportunidades ... En lugar de tratar de salir con tantas personas diferentes y estresarme con los juegos de mensajes de texto y cosas por el estilo, realmente estaba conociendo a algunas personas y pasando un mejor momento ”.

La estrategia de invertir más en una persona, en lugar de salir en serie, vale la pena porque las cualidades que son más importantes para el éxito de una relación a largo plazo requieren tiempo y múltiples encuentros para emerger y descubrirse por completo.

Los estudios muestran que cuando las personas se encuentran con otros por primera vez, llegan a un consenso sobre quién es y quién no es deseable. Es decir, si le pide a las personas que evalúen nuevos conocidos sobre rasgos como el atractivo, el estado, la calidez, la confiabilidad y la capacidad de proporcionar una relación romántica satisfactoria, la mayoría de las personas ofrecerá aproximadamente las mismas calificaciones para la misma persona.

Sin embargo, con el tiempo, a medida que la gente se conoce mejor, este consenso cae a casi cero. Lo que la gente llega a aprender unos de otros colorea y transforma sus percepciones; una persona calificará a otra como alta en estas cualidades, mientras que otra calificará al mismo individuo como baja en ellas. Piensa en un grupo de tus amigos de sexo mixto que se conocen desde hace mucho tiempo; si le pides a cada persona que evalúe el "valor de pareja" de cada uno, obtendrá una amplia variedad de respuestas. He de decir que yo no me la he jugado y no he solicitado esta información a mis amigos.


Todos tenemos tenemos nuestras maneras de calificar las virtudes y las deficiencias de una pareja potencial; lo que hace por un chico, no lo hace por otro. Dentro de esta manera las cualidades que todas las personas otorgan la mayor importancia en los encuentros iniciales (atractivo en las mujeres; estatus en los hombres ) disminuyen en importancia con el tiempo, mientras que la importancia de las cualidades únicas que subyacen en la compatibilidad y el éxito a largo plazo de la relación aumentan.

Piensa en tu primer año en la universidad; quizás había una chica que inicialmente te atrajo por su apariencia, pero a la que te atrajo menos a medida que avanzaba el año, ya que descubriste que tenía una personalidad desagradable o ninguna. Por el contrario, tal vez había una chica a la que no notaste inicialmente, pero que se sintió cada vez más atraída a medida que conocías su personalidad. No se si a ti esto te ha sucedido pero a mi me pasa cada vez más en las redes sociales, suelo dejar de sentirme atraído por aquellas personas que se sobreexponen constantemente su físico y no aportan más que un "ey mirame que guapa soy"

El hecho de que nuestras evaluaciones de las personas cambien mucho con el tiempo, corresponde al hecho de que la mayoría de las personas comienzan una relación romántica con alguien que han conocido por un tiempo en una capacidad no romántica. De hecho, una encuesta de adolescentes mostró que solo el 6% no se conocía antes de involucrarse románticamente; El 53% habían sido conocidos anteriormente, y el 41% habían sido amigos. Otro estudio encontró que, en promedio, la mujer que un hombre soltero persigue en un momento dado, es alguien que conoce desde hace más de un año.

La mayoría de las relaciones románticas comienzan así entre dos amigos o conocidos que se conocen desde hace un tiempo, que comprenden y aprecian las idiosincrasias de cada uno, y que de repente les salta una chispa que les hace cambiar su percepción y verse. Un nuevo camino. "Oh, oye, me gusta esta persona".

Sin embargo, en la época del Tinder, con la capacidad hipotética de tener tantas primeras citas como tiempo tengas, los chicos esperan ir de 0 a 60 con una extraña en la primera cita. Piensan que las chispas volarán instantáneamente desde el momento en que conocen a una chica que solo han visto en su teléfono. Podría suceder, pero puede que no, y si no lo hace, eso no significa automáticamente que no hay posibilidad de que la relación vaya a algún lado.

Podemos ser jueces terribles cuando se trata de evaluar el potencial de relación con alguien que acabamos de conocer, especialmente en una primera cita cuando las personas pueden estar rígidas, nerviosas e incomodas. Claro, gran parte de la atracción física es instintiva, pero las cualidades que podrían hacerte incomparablemente compatible con alguien terminarán siendo más importantes y no siempre emergen de inmediato.


Invertir intencionalmente en las personas: pueden sorprenderte

Hay momentos en los que conoces a alguien y sabes que será tu futuro mejor amigo o alma gemela desde el primer momento. Pero también hay casos en los que se necesita algo de tiempo y una serie de experiencias compartidas para que pueda verlas de una manera nueva y para que surja una conexión.

La parte "3" de la Regla de 3 Encuentros obviamente no está escrita en piedra; a veces, después de una cita, realmente sabes que una persona no es adecuada para ti de ninguna manera, y a veces se necesitan más de 3 encuentros para que una conexión se dé a conocer. En el caso de los primeros, no tienes que perder el tiempo y / o dinero persiguiendo lo que claramente es un callejón sin salida. Lo que la regla simplemente significa es que si estás cerca de alguien, existe la posibilidad de que haya algo entre ustedes, pero no es seguro, entonces persíguelo un poco más, hasta que veas las cosas más claras.

En lugar de apartar instantáneamente a los posibles amigos y amantes, invierte un poco en ellos y quizás descubras las relaciones más ricas de tu vida.

86 views
  • YouTube Social  Icon
  • Vimeo Social Icon
  • Instagram Social Icon
  • Facebook Social Icon
Todos los Martes publico un post sobre actuación y la industria, herramientas para los actores etc... 
Los viernes uno sobre: Desarrollo personal, finanzas, ideas,
suscribete y te los haré llegar a tu bandeja de entrada y si no te gustan, te desuscribes, pero no me lo digas que duele :) 
Tus datos nunca se compartirán con terceros
y el único objetivo es compartir contigo información que considero valiosa