• David Villaraco

3 CONSEJOS QUE LE DARÍA A MI JOVEN YO, (a mi aún más joven yo, digo...)

Hemos elegido una carrera increíblemente difícil, una que requiere que demos todo de nosotros para perseguir un arte mayor. Es toda una vida de trabajo duro, competencia y sacrificio sin garantía de seguridad o éxito.

Algunos diréis "Sí, Villaraco, lo sabemos. ¿Por qué nos recuerdas esto un martes?


No pretendo que te asustes, o que dudes de ti mism@. Te comento los riesgos de una carrera como actor porque sé que todos sois capaces de superarlos, ya que sabéis que actuar está en vuestros huesos y que es lo único para lo que te pusieron en esta Tierra . (Que épico me ha quedado eso ¿no? así en plan:



Quiero darte algunos consejos de cosecha propia. Son las cosas que desearía haber escuchado cuando comenzaba en esto, y las cosas que he aprendido a lo largo de años de lucha, éxito y fracaso. Comencemos con la pregunta más importante que puedes hacerte:

¿Por qué?

ENCUENTRA TU POR QUÉ


¿Por qué necesitas ser actor? ¿Por qué te propones una vida de actuación?

No es para ganar un Goya o un Oscar. No es para ganar dinero. No es porque seas bueno en esto.

La razón por la que quieres hacer esto es algo profundo dentro de ti. Es la razón por la que eliges pasar tu vida en esta búsqueda.

Es una necesidad, para ti o para el mundo que estás desesperado por satisfacer.

Encontré mi por qué cuando era un mocoso. Mi madre y mi padre trabajaban mucho por lo que yo pasaba bastante tiempo con niñeras que querían ver la TV y que no molestara, así que me veía jugando horas y horas solo en mi habitación con un montón de Gi Joe juguetes a los que les ponía voces y personalidad recuerdo jugar partidas de tres y cuatro horas sin que nada se repitiera y con cierto argumento e historia. Esa pasión por las historias hizo que me aficionara al cine, y cuando podía me veía una, dos o hasta tres veces seguidas una misma película. Siendo un niño sensible e intuitivo, me fascinaba como niños normales escondidos en almacenes leyendo un libro de la librería del Sr Koreander se podían convertir en héroes que salvarán el país de fantasía.



A día de hoy aún me emociono con esas personas porque me sorprende el efecto que los artistas pueden tener en una multitud. Cuando vas al Cirque du Soleil, y un hombre salta en el aire, gira cuatro veces, luego aterriza perfectamente en una barra de equilibrio: mira a la multitud y verás las caras de asombro que tiene.

No hay nada como ver esa mirada en los rostros de las personas.

Es posible que algunos de vosotros hayáis mirado a la multitud mientras actuabais y visteis una de esas caras, la cara de alguien que sintió algo que ni siquiera sabían que eran capaces de sentir. Si es así, sabes lo poderoso que es ser el que tocó a una audiencia de esa manera.

Ese es mi porque. Es por eso que me quiero dedicar a esto. Tengo una gran necesidad dentro de mí de hacer que las personas sientan algo que nunca antes habían sentido.

Quizás ese sea tu "por qué" también.
 Si es así, genial. Si no, encuentra el tuyo. Este es el momento de hacerlo. Porque una vez que lo sabes, puedes comenzar a vivir tu vida con un propósito.

ENCUENTRA TU ZONA DE ATAQUE



Una vez que sepas por qué, el siguiente paso es descubrir cómo tu por qué conduce a lo que haces.

El gran autor y orador Simon Sinek tiene un modelo que él llama el Círculo Dorado.

En el medio de este modelo está tu por qué, una verdad o creencia básica que te obliga a la acción. Y fuera de eso está el qué, la acción específica que tomas para hacer realidad tu "por qué".

Ahora, un sólo "por qué" podría conducir a cualquier cantidad de "qués". Si tu "por qué" es dar poder a quienes no lo tienen, podría ser un revolucionari@ un abogado

un documentalista, o incluso trabajar en el Cuerpo de Paz.

Las personas en negocios completamente diferentes podrían tener la misma razón por la que hacen lo que hacen.

Desafortunadamente, eso significa que puedes saber muy bien el por qué quieres hacerlo, y aún no tener idea de qué es lo que deberías estar haciendo.

Cuando era niño y veía esas caras de la audiencia en teatro o cines, sabía que mi propósito era hacer que las personas sintieran algo. Entonces, decidí hacer sentir a la gente, iba a ser un artista. Me propuse actuar e hice tres obras de teatro clásico cada cual más dramática que la anterior. Me puse a trabajar, entendí a los personajes, repase mis teto una y otra vez.

¿Y qué pasó?... que era malísimo.

Nunca estaba en el presente, no estaba escuchando, no me sentía auténtico, e incluso me olvidaba de las frases. Si alguna vez has tenido esos problemas, sabes qué pesadilla puede llegar a ser.

Reevalúe mis fortalezas y debilidades, y me di cuenta de que una de mis fortalezas era la espontaneidad y… esto va a sonar feo... mi naturalidad a la hora de mentir, así que el tema clásico nunca iba a hacer click en mi. Ese es el "qué" que funcionó para mí.

Conocí mi "por qué" temprano , pero me llevó unos cuantos intentos saber dónde estaba mi zona de ataque y mi fortaleza. Y ese es el segundo consejo que quiero darte: conoce tu zona de ataque. Y no se trata solo de "actuar" o no actuar. Puede ser más sutil que eso.

Eddie Murphy y Gary Oldman son actores, pero dudo que hayan subido por la misma parte del escenario. Y si alguna vez lo han hecho, quiero ver esa película. Conocer tu zona de ataque es importante en cualquier carrera, pero es absolutamente necesario para ti. ¿Eres más un actor de comedia o drama? ¿Protagonista o Secundario? ¿Héroe o villano?

Tienes que saber exactamente lo que traes a la mesa y la mejor manera de presentarlo al mercado

No juegues a escribir, o peor aún, a estereotipar. Pero aprende cómo quieres presentarte y asegúrate de que esa sea la imagen que cultives.

Cuando conoces tu zona de ataque, sabes exactamente a qué apuntar en todo lo que haces.

ESTATE PREPARADO PARA FALLAR




Una vez que tengas tu por qué y tu qué, descubrir tu quién, cuándo y dónde debería revelarse por sí mismo.

Y ahí, estarías listo para salir al mundo y ... cagarla. Prepárate para cagarla y cagarla a menudo pero siempre cagarla hacia delante .

Y, lo que es más importante, prepárate para reconocer las macro cagadas de las micro cagadas. Micro y macro pueden hacerte pensar en economía, que es el tipo de conversación que intentaste evitar al ir a la escuela de interpretación. Pero solo uso los términos para diferenciar, digamos, perder una parte, de perder hasta la camisa.

Si pierdes la camisa, tienes todo el derecho a llorar. Si pierdes una parte, mantén la perspectiva. En una carrera como la de actor o actriz, las micro cagadas son comunes y en este momento es fácil que parezcan más grande de los que son.

A principios del 2006, me estaba yendo muy bien. Había estado en activo en varias obras de teatro había conseguido algunos capitulares y había ahorrado lo suficiente como para irme una temporada a vivir a Los Ángeles

Y luego todo se fue a la mierda.

Fue un momento de fracaso. Y en ese momento, creo que la mayoría de la gente lo calificaría de macro cagada.

Pero me tomé un tiempo libre, dos años para ser exactos, me fui a Los Ángeles, recargué las baterías de la ilusión por el trabajo de actor y volví a hacer lo que amo. Me arrastré de la derrota y descubrí que incluso nuestros mayores fracasos pueden superarse. las macro puede convertirse en micro.


Todos tenemos la capacidad de hacer lo mismo, nunca lo olvides.


Dar. Dar.
 Dar.

El último consejo que quiero darte abarca cada uno de esos puntos anteriores, porque trasciende a cualquier persona o profesión. Es algo que todos debemos hacer tan a menudo como podamos.

Dar, dar, y dar a los que conoces y a los que no. Dar a los que piden, y a los que no pueden pedir o a los que simplemente no saben cómo pedir.


Nunca sabes cuando te va a tocar recibir, ni de quien lo vas a hacer, pero lo que sí que tienes que tener seguro es que un día lo necesitarás.

Intento dar todos los días, ya sea de una manera u otra, enseñando o dando consejos a alguien que los necesita. Independientemente del éxito que logres, dar puede ayudarte, pero no lo hagas por eso. Hazlo porque ayuda a alguien más.

Es un concepto simple, pero los conceptos simples suelen ser los más importantes.

Nadie hace nada solo en este mundo: si no estás allí para los demás, no vas a sacar mucho provecho de esta vida. Te dejo con una de mis citas favoritas, de Maya Angelou:


"He aprendido que la gente olvidará lo que dijiste, olvidará lo que hiciste, pero nunca olvidará cómo los hiciste sentir".

Cómo siempre, no te creas nada, compruebalo tu mism@


Nos vemos en los camerinos.


Extracto sacado de "Acuérdate de mí cuando seas famoso"



47 views
  • YouTube Social  Icon
  • Vimeo Social Icon
  • Instagram Social Icon
  • Facebook Social Icon
Todos los Martes publico un post sobre actuación y la industria, herramientas para los actores etc... 
Los viernes uno sobre: Desarrollo personal, finanzas, ideas,
suscribete y te los haré llegar a tu bandeja de entrada y si no te gustan, te desuscribes, pero no me lo digas que duele :) 
Tus datos nunca se compartirán con terceros
y el único objetivo es compartir contigo información que considero valiosa